agosto 05, 2016

Casi un mes después...

Hello my friends!! ... a un día de cumplir un mes en esta ciudad, primera vez que paso este tiempo, mi presupuesto no daba para mas de una semana en Orlando y unos 10 días máximo por estos lados y eso cuando no era dicom (solo los venezolanos entienden esta parte). Sigo de vacas condicionadas, ya uds saben: disfruta, descansa, pero recuerda el balance del banco... Los papeles nada que llegan, las respuestas vía teléfono son: "espere el tiempo mínimo previsto, si no le llega vuelva a llamar". Tiempo previsto entre 45 y 120 días. 

Mientras tanto, me inscribí en el curso de ingles y comienzo a sentir los beneficios de este mundo, el estado dispone de un programa para extranjeros denominado ESOL (English Speakers of Other Languages), lo dictan en colegios públicos, universidades y algunas bibliotecas. El costo $30 por semestre y son 8 niveles, super económico, espero no sea del tipo "lo barato sale caro" y termine perdiendo el tiempo. Y es que en esto de los cursos de ingles, hay de todas las opiniones, "son malísimos, van puros hispanos y no se aprende", "aprovéchalos que son buenos", "no te afanes con el ingles que aquí todo el mundo habla español", "hazlo por internet"...y pare de contar.

Mi opinión al respecto es, si vine a vivir a los Estados Unidos en donde el idioma oficial es el ingles quiero aprender a comunicarme a través de ese idioma, ademas dependerá de mi compromiso en aprenderlo y de mi interés en ver la tv y escuchar la radio en ingles lo que me lleve a afinar el oído, la vista, hasta que emita los sounds in the form of prayer, sin tener que usar el traductor, of course. Dicen que loro viejo no aprende hablar, amanecerá y veremos 

Miami es una hermosa ciudad, sus maravillosas infraestructuras, la organización y la libertad con la que la gente anda por las calles ejercitándose, paseando sus perros, disfrutando de tantos espacios al aire libre me hacen sentir que estoy en un país diferente al mio, pero a la vez la cantidad enorme de latinos por todos lados me regresan a casa; sin entrar a analizar los pro y los contra de esta inmigración, puedo solo decir que me llama la atención como una ciudad no fronteriza con un país de habla hispana, tiene una población casi totalmente bilingue. Los niños pasan del ingles al español con una facilidad envidiable, los colegios los apoyan en su transición de la lengua materna al ingles, al tiempo que estudian sus correspondientes grados académicos. Generaciones de bilingues, hay que pensar en lo positivo que será cuando toda ésta gente nuestra retorne a su origen. En Venezuela la población bilingue es mínima, nos pasamos toda la vida estudiando I am, you are...What your name y de ahí no pasamos.

Sé por supuesto que al estar Miami tan cercana a nuestros países, el ser tan turística y con la llegada continua de cubanos, la influencia ha sido y es muy grande, pero hasta hace algunos años esta ciudad era el destino preferido de los norteamericanos para su jubilación sobre todo por los beneficios del clima, hoy me pregunto: ha cambiado esa tendencia? los norteamericanos sentirán que les hemos ido ocupando sus espacios con nuestro idioma y culturas?? Tendré  esas respuestas en algún momento cuando me tope con un nativo jubilado.

Mi visión y la actitud de turista comienzan a ceder poco a poco, puedo sentarme tranquilamente a observar lo que me rodea y empezar a entender la rutina de esta ciudad. Aun me falta lo mas importante, ser productiva, para lo cual tengo que manejar la ansiedad, todavía no me encuentro, quizás me saboteo por el tema del idioma, estoy trabajando emocionalmente en ello.

Lo cierto es que Dios, el universo y/o la vida me condujeron hasta aquí y lo agradezco inmensamente porque es aquí y con internet ilimitado (cerca de mi gente), donde quiero estar ahora. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario